¿Tienes un estilo de vida sostenible? Conoce acerca de los textiles ecológicos para viajar

Ser un viajero sostenible y con conciencia ecológica es considerar formas de reducir su huella ambiental y social cuando viajas, y elegir textiles ecológicos es la decisión más importante. La ropa tiene una gran importancia en la ecuación de sostenibilidad y la elección de qué ponerse comienza incluso antes de poner un pie en el extranjero.

Los textiles siempre han formado parte de nuestras vidas y nos encanta cómo nos sentimos en ellos: nos brindan calidez y protección, pero también hablan de nuestras preferencias y dicen mucho de quiénes somos. Pero, debemos ser conscientes de nuestro papel como consumidores y del impacto de nuestras elecciones. Tocki, una empresa fabricadora de telas, asegura que hoy en día, muchos consumidores conscientes del medio ambiente están optando por tejidos ecológicos y ropa producida de forma ética.

¿Qué ropa es la más sostenible después de todo? ¿Cuál es la tela más ecológica? Teníamos exactamente las mismas preguntas y buscamos información que pudiera ayudarte a tomar la mejor decisión en lo que respecta a lo que vistes.

¿Por qué elegir telas ecológicas?

Hace algunos años atrás, ser amigables con el medio ambiente no era un tema candente como lo es hoy. Todavía se recuerda cuando se realizaban compras de ropa de viaje y el criterio en ese entonces era elegir una marca asequible. No es que debas arrepentirte de tu elección en el pasado, ya que todavía llevamos la mayoría de la ropa que compramos en ese entonces, pero ¿habrías hecho algo diferente?

La tendencia de hoy es buscar marcas ambientalmente responsables, elegir ropa de segunda mano en lugar de nueva y elegir cuidadosamente el tipo de tejido, según el uso que le quiera dar a una prenda concreta, puedes entrar en: https://www.tocki.com.ar/remeria si tienes dudas de los textiles disponibles en la actualidad.

La industria de la moda es uno de los sectores industriales más contaminantes del mundo, siendo el teñido textil el segundo mayor contaminante de agua limpia a nivel mundial, después de la agricultura. Muchos tintes son dañinos para la salud humana, se acumulan en la cadena alimentaria o afectan directamente la salud de los trabajadores pobres en los países del tercer mundo.

La forma en que se produce una tela es de suma importancia para comprender el impacto general de la industria en el agotamiento de los recursos naturales. El poliéster, por ejemplo, está hecho de un recurso no renovable: el aceite, y cuando se lava una prenda de poliéster, se liberan millones de fibras diminutas en el agua, lo que contribuye a un aumento de la contaminación del agua.

¿Qué hace que la fibra sea sostenible?

Cuando pensamos en un tejido ecológico, es obvio que el impacto medioambiental debe ser mínimo, pero, para evaluar verdaderamente la sostenibilidad de una fibra, debemos tener en cuenta todas las diferentes etapas de su ciclo de vida:

Primero, la fase de producción, o cómo se obtiene la materia prima: ¿es una fibra natural o sintética? ¿Y el bienestar animal? En segundo lugar, el método utilizado para producir la fibra: ¿cuál fue el resultado total del uso de energía y el agotamiento de los recursos naturales? ¿Qué pasa con el impacto social? En tercer lugar, la fase de producción textil, donde se debe evaluar cuidadosamente la necesidad de aditivos químicos durante el proceso (tintes, acabados y revestimientos). En cuarto lugar, el final de la vida: cómo deshacerse de la tela y el impacto ambiental de esa decisión: biodegradabilidad, reciclabilidad.

Para viajar elige las fibras naturales, como el algodón y la lana, que tienden a ser opciones más ecológicas que las fibras sintéticas, como el poliéster, el nailon y el spandex, que están hechos de una fuente no renovable: el aceite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *